Yesterday Origins – Análisis

250

Atormentado por los recuerdos del pasado, el inmortal John Yesterday vuelve a las andadas con otra gran aventura gráfica obra de Pendulo Studios, los autores de Runaway y Hollywood Monsters. Cargado de suspense, rompecabezas y buenos diálogos, Yesterday Origins es un juego que vale la pena probar. Análisis.

Una precuela que es a su vez secuela. No creo que hubiese mejor manera de plantear la continuación del notable New York Crimes. Quedaban grandes intrigas por resolver ligadas al pasado del protagonista de esta aventura gráfica, el inmortal John Yesterday, y por su parte, completado el viaje, te dejaba con ganas de más; de vivir nuevos desafíos, solucionar misterios y hacer frente a las vicisitudes propias de alguien que no puede morir. Yesterday Origins responde con gran eficiencia a estas ansias de conocimiento; nos da la oportunidad de participar en la fundación de la Orden de la Carne, en pleno siglo XV, y de forma paralela, nos encara a nuevos retos en el tiempo presente.

La idea me parece fabulosa y su ejecución igualmente buena, puesto que las dos líneas temporales se entrecruzan de forma constante ofreciendo una visión más amplia del profundo enfrentamiento interno que tortura al protagonista del videojuego. Sabe que anteriormente cometió mil y una crueldades, ¡mas no lo recuerda!, y ese es un enorme aliciente que nos va a hacer devorar con ávida pasión la historia que se nos cuenta. Un relato de calidad, bien escrito y con algún que otro buen giro argumental que no obstante me deja con sensaciones enfrentadas. He gozado mucho del viaje que propone; cada paso que daba me recordaba por qué razón soy un enamorado del trabajo de Pendulo Studios, los autores de grandes clásicos como Hollywood Monsters o bien Runaway , pero también he sentido que la historia no termina de despegar. Que aunque es interesante y tiene gancho, le falta esa chispa que te haga caer rendido a sus pies.

Me falta un villano al nivel del que conocimos en el videojuego original o, dicho de otra forma, aunque el contrincante al que hacemos frente en esta nueva aventura no podía estar mejor elegido, ¡su trasfondo argumental es brutal!, el papel que desempeña en la obra resulta algo pobre. Lo tiene todo para ser un contrincante recordable, de los que dejan huella, pero ni él ni sus secuaces acaban de convencer. Tiene sus instantes de gloria, claro que sí, puesto que hasta consigue partirte el alma cuando relata por qué razón está donde está; mas todo ese potencial queda algo desaprovechado dentro de una historia que, eso sí, sabe cómo sostener siempre y en toda circunstancia alto el interés del jugador. Es una de sus grandes virtudes.

Yesterday Origins análisis

El tono de la historia es oscuro, ¡que para algo se habla de sectas satánicas!, mas el humor propio de Pendulo Studios prosigue ahí presente.

Arranca en la España del Siglo XV con un muy joven John Yesterday haciendo en frente de la Santa Inquisición y desde ahí… ¡un no parar! El ritmo de la acción no decae en ningún instante. Hay misterio, suspense, grandes misterios por solucionar y montones de personajes interesantes con los que relacionarse. Prácticamente pareciese que nos hallamos ante una nueva historia de Dan Brown y su conocidísimo El Código Da Vinci por el modo en el que se entrelaza la realidad con la ficción, utilizando como telón de fondo el origen de la satánica Orden de la Carne y su temible legado.

Yesterday Origins PC

El guión tiene esos pequeños detalles que denotan la veteranía de Pendulo Studios

El resultado es más que bueno aunque también en este punto, siento que la historia no acaba de explotar su potencial. Me explico. Todo lo relacionado con el pasado del protagonista es genial; me encanta la ambientación, el tono oscuro del relato y ese gran dilema moral que se dibuja en la cabeza de John Yesterday, que no lo olvidemos, es miembro creador de una secta que adora al demonio. No obstante, se añade poca información nueva a lo que ya conocíamos. Nos muestran de qué manera y por qué razón cruza su camino con el del desalmado Ginés de Orduña, pero al final de ese viaje a los infiernos, te prosigues quedando con ganas de más; precisas saber más sobre el Tratado de la Carne, de los misterios que oculta y de de qué manera la secta pudo evadir a lo largo de tantos años a la Inquisición. No es algo malo por sí mismo pues esta ansia de conocimiento deviene del enorme interés que genera el universo creado por Pendulo Studios, mas sí lo veo como una oportunidad perdida de crear un relato más profundo y embriagador.

Yesterday Origins

Sorprende la variedad de localizaciones y por lo general, el diseño artístico de todas . Cada escenario luce fabuloso, conque desearás explorar todos sus rincones.

Pese a ello, en lo argumental, este es un juego para videoconsolas sobresaliente por los temas que propón y, especialmente, ¡de qué forma los trata! Ya en su día, cuando examinaba New York Crimes, resalté la madurez narrativa que había alcanzado el estudio de España, y esta secuela no hace sino profundidzar en esa idea. La relación entre John y Pauline Petit, a la que controlamos en instantes puntuales de la aventura, se siente humana, creíble; y tratándose de la inmortalidad y sus consecuencias, Yesterday Origins lo borda. Cada vez que pienso en uno de los dilemas que plantea aún siento escalofríos.

Yesterday Origins PC
Yesterday Origins

En instantes puntuales de la partida controlaremos a Pauline Petit, velando por la seguridad de John Yesterday. ¡Qué tío! Siempre y en toda circunstancia está en problemas.

Esto afirma mucho en favor de un juego que asimismo da la talla en el diseño de sus rompecabezas. Son ingeniosos, asimismo bastante tradicionales, y todos están de manera perfecta integrados en la acción. No sientes que te fuercen a hacer insesateces porque sí, pues es lo que toca en una aventura gráfica, sino, los resuelves de forma natural, intuitiva. Puede que en instantes puntuales de la partida os veáis como locos combinando entre sí los objetos del inventario, mas más que por una cuestión de lógica, esto es debido a que no siempre y en todo momento es simple advertir las pistas. Debe ver con una de las novedades del juego, que ahora permite observar al detalle, como objetos 3D, ciertos elementos del escenario e inclusive a los propios personajes. Esto confiere una nueva capa de profundidad a la exploración de los escenarios, y es algo que agradezco, puesto que como ocurría con el original, las localizaciones no suelen ser muy grandes.

Tampoco existen muchas opciones de perderse. Salvo en contadas ocasión, nos vamos a mover por pocos escenarios de forma simultánea, lo que resta algo de dificultad a la aventura. A pesar de ello, hay varios puzles que son una maravilla; cuando los resuelves te quedas con una increíble sensación de satisfacción, y es una cosa que merece la pena resaltar. También la necesidad de recabar información para dar contestación a ciertos retos, pues ahora no basta solo con combinar objetos, asimismo debemos buscar una justificación para esto. Algo que está íntimamente ligado a las conversaciones. Eché en falta que el original les concediera más importancia, y aplaudo que aquí tengan tanto protagonismo; en especial por lo bien escritas que están.

Yesterday Origins PC

Sorprende la variedad de localizaciones y el alto nivel de detalle con el que han sido diseñada

No paro de repetirlo mas el guión, aun con sus peros, está a un nivel altísimo. Tiene esos pequeños detalles, sobre todo en la descripción de los objetos, que indican la veteranía de Pendulo Studios; que te dicen a las claras por qué razón es un referente en el planeta de las aventuras gráficas. También lo son en lo artístico, si bien quizás el resultado aquí es algo más irregular. El diseño de los escenarios está muy bien. Sorprende la variedad de localizaciones y el alto nivel de detalle con el que han sido diseñadas, aunque ciertas de estas se sienten algo genéricas, como poco inspiradas. Lo mismo podría decirse del diseño de personajes: los hay muy buenos, con ese contraste entre un estilo realista, serio, y el frecuente sello irónico del estudio, y otros que en cambio no lucen tan bien.

A nivel sonoro Yesterday Origins también da la talla, aunque se echa en falta el doblaje al de España. Los textos sí se han traducido a nuestro idioma, mas tras más de 2 décadas escuchando a sus personajes charlar en la lengua de Cervantes, resulta chocante que se haya perdido algo así. La banda sonora, por su parte, está muy bien: tanto los temas anteriormente como las armonías que nos acompañan en el futuro casan con perfección con la acción, y logran que en los momentos de exploración, cuando estás un buen rato pensando una solución, no te aburras por un instante. En este sentido, el videojuego es algo más extenso que su antecesor: me ha llevado algo más de ocho horas llenar la nueva aventura del inmortal John Yesterday.

Comentarios