Torment: Tides of Numenera – Análisis / Multi

217

Decide… y vive con las consecuencias. Tras años de espera, de súplicas y lamentos, por fin tenemos en nuestras manos la ansiada secuela espiritual del clásico Planescape: Torment. Y como este, el nuevo juego de inXile Entertainment es un RPG único, de gran personalidad, que enamorará a aquellos que buscan, sobre todo, una buena historia. Análisis de Torment: Tides of Numenera.

Llora. Y a ti se te rompe el alma. Agobiada, necesitada de amor, te solicita que no la abandones, que no la distancies de tu lado. Pero tú no piensas que encaje en tu equipo; estimas que hay opciones mejores, personajes más poderosos con los que hacer frente a los muchos riesgos que aguardan en el horizonte. Y entonces surge el problema. Uno que de verdad te afecta a nivel personal. ¿Qué haces? ¿La apartas de ti? ¿Le dices adiós? ¿Por siempre? Yo no pude hacerlo. Ni en ese instante, ni creo que en el futuro. Tal es el vínculo que estableces con ciertos protagonistas de Torment: Tides of Numenera. Se sienten humanos, creíbles y, de alguna forma, asimismo cercanos. De ahí que su historia, el trágico, triste y obscuro trasfondo argumental que en su mayor parte les define, cala hondo dentro de ti. ¡Te importan de verdad! Y es un logro admirable… que no sorprendente teniendo presente que charlamos de la secuela espiritual del recordable Planescape: Torment, un RPG tan único que hasta el momento, prácticamente veinte años tras su nacimiento, prácticamente no habíamos visto nada que se le pareciera.

¿Está a la altura del clásico de Black Isle? A mi parecer sí, sobradamente, y me alegra poder decirlo… aunque hay matices por el medio. Como en esta nueva aventura de rol diseñada por los autores de Wasteland 2, nada es blanco o negro, bueno o malo, con lo que toca lidiar con un juego para videoconsolas difícil de aconsejar. ¡No por falta de calidad! La historia que narra es tan apasionante, tan genial, que es fácil maravillarse con los grandes misterios del Noveno Mundo, el extraño cosmos de ciencia ficción en el que se desarrolla la acción; mas es exactamente esta apuesta total por la narrativa lo que puede echar para atráshacia atrás a más de uno. Me explico. Pasarán horas antes de que iniciéis vuestro primer combate, y tras este, es posible que no volváis a sacar las armas hasta mucho más tarde. A mí es algo que me fascina; evitar la lucha a través de el diálogo, con engaños, intimidación o cualquier triquiñuela que se os ocurra, pero comprendo que haya quien prefiera algo más de acción.

La hay, como es natural que sí, pero no es lo importante en este RPG que hace lo imposible a fin de que siempre y en todo momento tengas herramientas más que suficientes para evadir la lucha. ¡Aun en el combate!, una vez iniciada la riña, puedes charlar con los implicados para calmar las cosas, emplear el escenario para provocar el caos, o de manera directa asesinar al líder del bando contrario y así ahuyentar a sus secuaces. Hay tantas posibilidades, tantas formas de resolver una misma situación, que cuesta no maravillarse frente al poderío narrativo y la libertad de acción que ofrece Torment: Tides of Numenera. De veras sientes que tus acciones dejan huella en este fastuoso universo de ciencia ficción, con tintes de fantasía, que es capaz de hacértelo pasar mal cuando toca implicarse en las difíciles cuestiones morales que plantea. ¡Algunas son dramáticas!, de las que te obligan a meditar y repensar tu contestación, pues entonces toca vivir con las consecuencias y en ocasiones, estas, pueden ser horribles a un nivel emocional.

Torment Tides of Numenera análisis

El equipo de

inXile Entertainment

, con Brian Fargo a la cabeza, fue claro desde el primer momento. Nos centraremos en las mismas cosas que hacen que la gente aprecie Planescape: Torment”. A saber. Una ambientación fabulosa y poco convencional; compañeros recordables, exploración temática profunda de la condición humana, una enorme reactividad y una historia interesantemente personal en vez de épica”. Recupero esta declaración de pretensiones por el hecho de que, a fin de cuentas, supone el mejor resumen de lo que ofrece este fabuloso Tides of Numenera. En todos de estos apartados el videojuego cumple con lo prometido; a veces mejor, otras peor, pero siempre y en toda circunstancia manteniéndose fiel a la esencia de aquel clásico que tantos años atrás nos cautivó. Lo hace además de esto con voz propia, dejando su marca en la historia, gracias a

un guion digno de loa

.

Torment Tides of Numenera PC

Puedes ser un guerrero letal o bien un diplomático infalible. Tú decides, más que jamás, en un RPG donde la lucha puede evitarse en la mayor parte de ocasiones.

La descripción de personajes y objetos, la finura con la que se hilvanan las conversaciones, los ambientes en los que te sumerge, el tono filosófico de los temas que trata… podría pasarme horas ensalzando las muchas virtudes que atesora el juego a nivel narrativo, ¡y aún tendría mucho más que contaros! Mas no es, ni de lejos, igualmente emocionante que vivir la experiencia por uno mismo. Sentir que son tus acciones las que escriben la historia, las que marcan el rumbo del Último Deshecho, el protagonista de la acción, y de todos los que le rodean. Y lo reconozco. Me declaro un genuino enamorado de Numenera. No conocía este universo hasta el momento en que se dio a conocer el juego, y ahora anhelo vivir cada vez más aventuras en él.

Torment Tides of Numenera

La historia es tan emocionante, tan excelente, que es simple fascinarse con ella

Basta echar

un vistazo al tráiler argumental

, que cuenta la historia del

Dios Cambiante

, para entender el gran potencial que tiene este cosmos ideado por Monte Cook. Portales a otras dimensiones, mutantes, artefactos procedentes de civilizaciones que desaparecieron millones de años atrás… aun hay una criatura colosal, el Morgón, en cuyo interior habitan miles de personas como si nada. Cada paso que daba por este mundo, lo reconozco, más maravillado me sentía. He devorado con una pasión insólita cada línea de diálogo, ¡y hay miles de ellas!; he profundizado en la historia de mis aliados, de los enemigos y de cualquiera que se cruzara en mi camino. Y nunca me he fatigado de explorar, de buscar en cada escenario pistas que me ayudasen a comprender mejor el extraño planeta que me rodea.

Torment Tides of Numenera PC

Adentrarte en los recuerdos de alguien, explorar el pasado de Numenera… ¡y mudar la historia con tus resoluciones! En lo narrativo estas experiencias guiadas son geniales.

La Batalla Sin Fin, el recuerdo de otras guerras, de héroes y villanos, ¡incluso la Agonía!, una criatura monstruosa que persigue al Dios Variable y a todos los que han surgido de él. Todo en esta aventura me apasiona… exceptuando el sistema de combate por turnos, que sin ser malo, tampoco está al nivel de otras obras del estilo. Hay que reconocerle sus méritos, eso sí. Tienes bastantes habilidades entre aquéllas que escoger para atacar y defenderte de los enemigos, ciertas bastante originales a propósito, pero a excepción de un par de momentos clave, pocas de estas luchas emocionan al nivel aguardado. Casi que es más satisfactorio evadir un combate utilizando mil y un subterfugios que derrotar a un oponente temible. Y es una lástima. Con la de gadgets y instrumentos místicos que tienes a tu alcance, o bien aun teniendo escenarios bastante interactivos, es una pena que inXile Entertainment se haya quedado una vez más a las puertas de crear un enorme sistema de batalla.

Torment Tides of Numenera

En Torment la moralidad del protagonista no se mide en “bueno o bien malo”, como es frecuente. Es un sistema más complejo, profundo, y también entretenido por las consecuencias.

Sí me gusta que en ciertos instantes de la partida, durante los combates, se planteen objetivos auxiliares que rompen con la tónica frecuente de la lucha. No afirmaré solamente, que no quiero estropear sorpresas, mas está genial eso, que las batallas sean más que simples toma y daca contra oponentes de todo tipo. Asimismo me chifla que muchas de las habilidades combativas, o bien tus propias habilidades, tengan más usos fuera que dentro de las peleas: romper obstáculos, robar, piratear ordenadores, manipular a la gente o lo que sea. ¡Y siempre con múltiples alternativas! Pero ojo, que existen límites. Estas acciones requieren del uso de puntos de fuerza, inteligencia o velocidad que se consumen con su uso; a más invertidos, menos probabilidades de éxito. ¿Qué sucede si te quedas sin ello? Se acortan las opciones. Toca buscar una posada, para dormir y restituir energías, o bien emplear ciertos muchos consumibles que incluye el juego. Otro detalle que me chifla.

Torment Tides of Numenera PC

El sistema de combate, sin ser malo, no está al nivel de otras obras del estilo

En lo visual Torment: Tides of Numenera, que apuesta por el motor gráfico de Pillars of Eternity, asimismo me ha resultado sorprendente. La variedad de localizaciones y, sobre todo, la extraña belleza de muchos de estos rincones, que combinan fantasía y ciencia ficción con un gusto delicioso, es digna de mencionarse. En ocasiones me resultaba imposible no quedarme abstraído viendo los muchos detalles que pueblan cada escenario. El modelado de personajes… bueno, esto ya es menos vistoso, pero cumple. Asimismo lo hace la interfaz de usuario, limpia, bien organizada, y con una buena estética. Lástima que al apostar por los textos en español latino (no hay opción de castellano), que incluye faltas ortográficas, incomprensiblemente se haya descuidado la manera en la que se presentan los diálogos. Me explico. En inglés, como ocurre con los trabajos recientes de Obsidian, los pensamientos y descripciones se muestran en gris, y las oraciones propiamente dichas, las conversaciones, aparecen destacadas en blanco. De esta manera todo es más simple y se fatiga menos la vista. Mas en español no ocurre lo mismo. Prácticamente todo está en gris, y encima, el empleo de guiones para distinguir entre diálogos y descripciones es deplorable.

Uno de los pocos puntos negros de los que adolece el juego para videoconsolas, por lo menos en esta versión en español, que se aúna a un desenlace de la historia algo precipitado, y a un elenco de personajes secundarios que si bien poseen un enorme trasfondo, y de veras te implicas con sus historias, no llegan al nivel de profundidad y genialidad de los acompañantes de, por poner un ejemplo, Planescape: Torment. A pesar de todo, el viaje que plantea Tides of Numenera es tan apasionante, tan único, que vale la pena ser vivido.

Comentarios