Super Mario Maker – Análisis / 3DS

164

En todas y cada una de las casas ocurre, siempre y en toda circunstancia se favorece a un hermano más que a otro.

En la casa Nintendo ha sucedido con Super Mario Maker, y esto no quiere decir que en 3DS sea un mal juego, pero sí uno bastante diferente. De esta manera es la experiencia de imitar a Miyamoto en una consola portátil.

Super Mario Maker supuso más que un juego para videoconsolas. Era como hacer público el ADN de Nintendo, su filosofía en el momento de crear juegos para videoconsolas. Al fin y al postre, Super Mario Bros es el génesis de la compañía japonesa en esta forma de entretenimiento, la semilla que se hizo raíz hasta dar un árbol próspero de frutos sin presentar síntomas de agotamiento en la friolera de treinta años. Y sí, este editor era una forma de festejarlo, de regresar a esa raíz, y entender de qué forma medró ese árbol.

Super Mario siempre en primera linea.

Una vez alguien me dijo que Nintendo tenía talones en blanco que podría usar cuando quisiese. Lo vimos con los amiibos, con las aplicaciones para móviles y con la nostalgia de NES Mini últimamente. Para mí, Super Mario Maker es uno más de esos cheques, si bien en otro sentido, el de favorecer una lluvia de creatividad. Ahora llega a Nintendo 3DS, y lo interesante, más que contaros otra vez lo que sabéis, es incidir en sus diferencias. En si la experiencia cambia, en si tiene aproximadamente posibilidades.

A modo de resumen, esta versión presenta novedades interesantes, como un conjunto de niveles más extenso, diseñados por la propia Nintendo. También carencias importantes, como la imposibilidad de subir nuestras creaciones a la nube. Se incide más en las nociones para diseñar niveles, con tutoriales y muchos ejemplos (18 mundos) diseñados por la propia Nintendo. No obstante, las creaciones que parten de dicha inspiración no se pueden compartir. Y eso, un rasgo específico pero importantísimo, es una cosa que nos impide charlar de un juego para videoconsolas tan redondo.

Si hay con lo que quedarse de esta versión, es indudablemente el

Desafío Super Mario. Cerca de cien niveles creados para servir de inspiración a autores, mas asimismo para trolear al personal. He visto reimaginaciones de niveles clásicos, otros que eran pequeños rompecabezas y hasta un fabuloso homenaje a

Flappy Bird. Fases que nos sirven para tomar ideas, pero que a su vez han sido creados basándose en lo que ha hecho la comunidad. Está clarísimo cuando los juegas.

Super Mario Maker análisis

Graficos destacados en la Nintendo 3DS

Como en el caso de Wii O bien, tenemos todos y cada uno de los estilos gráficos: SMB1, SMB3, SMW y NSMB, así como decorados.

Me parece sensacional, y me da una lectura muy positiva sobre Super Mario Maker: el fantástico “feedback” que se ha establecido entre autores y usuarios.

Esto es algo que vemos reflejado en la versión para Nintendo 3DS, con estos increíbles niveles. Superarlos supone una experiencia, ir a por cada una de las medallas que poseen (2 por recorrido) otra completamente diferente.

Cambian mucho cuando se te solicita recoger cientos y cientos de monedas, jugándote la vida para que el scroll lateral no se te venga encima.

Cuando se te pide que llegues a la meta en estado Mario Delgado, mas por el camino unos malditos Lakitus no hacen más que lanzarte champiñones de desarrollo para impedirlo. Cuando se te pide alcanzar el nivel sin pulsar la dirección izquierda, algo que prueba tus nervios para no tirar la consola al suelo. Mas es excelente, me ha agradado mucho este atrevimiento, afirmaría que hasta poco común en Nintendo.

Es un juego para todos, pero con guiños para los experimentados.

Super Mario Maker 3DS

Se agradece la portabilidad, es una disfrutada crear niveles en cualquier parte

Un importantísimo detalle es que, a diferencia de Wii O bien, aquí el desbloqueo de elementos de creación es por medio de estos niveles.

Cuando completas un mundo, recibes nuevas herramientas. Parece un método más justo, o al menos, más acertado. Sin embargo, si bien estos ejemplos jugables sean entretenidos, y encima te den inspiración, me ha faltado un tanto más de profundidad en algo que parecía que iba a trabajar más este juego: la explicación de las bases de Super Mario Bros.

Super Mario Maker

Super Mario Maker 3DS

Jugar los 100 niveles es una experiencia, mas también una fuente de inspiración esencial.

Hay lecciones que nos cuentan de forma amena ciertos aspectos claves, desde la forma de poner bloques con interrogación, hasta crear torres de oponentes.

Es gracioso que hayan puesto a una paloma llamada Yamamura como maestra (una broma interna para hacer referencia a este diseñador). Aunque algunas explicaciones estén bien, en ocasiones son redundantes, aburren con cosas demasiado básicas y no portan mucho, la verdad… Se agradece el intento, pero está lejos de lo que me esperaba.

Eso sí, el editor es impecable. Mismas posibilidades que en Wii U, y encima hay más elementos disponibles desde el principio. Es considerablemente más manejable si tenéis una consola XL, por el tamaño de la pantalla (detalle esencial). Es asimismo necesario comentar que no se haya incluido el efecto 3D. Que sí, hay bastante gente que pasa de él, mas los gráficos de Super Mario Bros relucirían más con ese ligero toque de profundidad. Debería ser opcional. En cuanto al resto, el juego rinde a nivel técnico. Sólo se me ha ralentizado en una 3DS normal cuando la pantalla se llenaba de una cantidad descerebrada de monedas (ya lo vais a ver).

Lo Malo de Super Mario Maker, algo Malo tenia que tener 

No obstante, lo más negativo del conjunto es la integración de la comunidad. Ignoro si llegarán actualizaciones tan potentes como lo han hecho en Wii U (convirtieron Super Mario Maker de forma poderosa). De momento, en 3DS la selección de niveles creados por usuarios es un tanto embrollada, no existen filtros y después además de esto no hay integración con el catálogo web que sacó Nintendo en su día. Es decir, el catálogo no es el mismo, sino más bien más reducido.

Super Mario Maker

La imposibilidad de subir nuestras creaciones a la nube es otra cosa que duele, bastante difícil de explicar. La magia del juego consistía en crear cosas y compartirlas, esa sensación de que otros pudiesen ver tus proezas. Era algo confortante. Recibir estrellas por el trabajo bien hecho. Ahora sólo se pueden compartir por StreetPass, y se ha añadido la posibilidad de que múltiples jugadores puedan colaborar en el diseño de un mismo nivel.

Es una opción muy casual y que la práctica mayoría de los jugadores no van a aprovechar. No quiere decir esto que Super Mario Maker para 3DS no sea aconsejable, mas podría haber incidido más en estos puntos. Por ejemplo, hubiese aplaudido algún tipo de integración con Wii U, para al menos salvar nuestra obra, o bien que se compartiese entre ambas versiones.

Super Mario Maker 3DS

Excelente portabilidad para Nintendo DS

Se agradece la portabilidad, es una disfrutada crear niveles en cualquier parte. Destacan los niveles creados por Nintendo, cada uno es un derroche de originalidad.

Es excelente que el editor tenga exactamente las mismas posibilidades, es muy potente.

Sin embargo, uno se queda con la sensación de que está jugando a una versión con menos opciones, inferior, y por algún motivo menos cuidada. Es el hermano menor.

Aún de esta manera, es la disculpa perfecta para probarlo si no lo habías hecho, o bien para -como yo- reanudar esto de imitar a Miyamoto, que lo había dejado recientemente un poco de lado.

Comentarios