Runbow – Análisis

422

Una aventura de plataformas 2D tradicional, pero al unísono asimismo innovadora, que merced a su multijugador ofrece diversión para mucho, un buen tiempo. Estas son las claves del éxito de Runbow, un juego para videoconsolas que se estrenaba tiempo atrás en Wii U y ahora desembarca en computador con su encanto intacto.

Cuando te hablan de Runbow y su particular acción piensas, vale, sí, esto promete; pero no es hasta el momento en que te pones a los mandos de esta aventura de plataformas 2D y, en especial, lo haces junto a tus amigos, que descubres la enorme calidad que atesora. Es diversión en estado puro; un loco videojuego que una vez pruebas ya no deseas dejar de jugar. Lo verificaron los aficionados de Wii O bien hace ya algo más de un año, y ahora son los usuarios de PC los que tienen ocasión de pasarlo en grande con una de las propuestas más descabelladas y adictivas del momento. Corre, salta, pelea…¡y fíjate bien en los colores!, puesto que su presencia va más allá de lo meramente estético. Prácticamente que son los protagonistas.

De forma constante, cada pocos segundos el tono del fondo va cambiando y, cada vez que esto ocurre, las plataformas y objetos de ese mismo tono presentes en los decorados desaparecen. Por eso mismo debemos tener siempre un ojo puesto en las evoluciones de nuestro personaje y el otro en la cortina de color que va a bañar el escenario. Una mecánica jugable muy curiosa y llamativa a la que se le saca buen partido en los seis modos de juego primordiales que dan forma a Runbow, cuatro son solamente multijugador, al paso que los otros dos pueden ser disfrutados tanto en solitario como en compañía. Y a pesar de que todos son diferentes, comparten un mismo sistema de control.

Correr es el modo perfecto más sencillo de todos, en tanto que se trata de una carrera agobiada para lograr el trofeo.

Arena ofrece más diversión y sustancia, puesto que el juego se convierte como por arte de magia en un beat´em up simplificado en el que nuestra labor consiste en dar estopa sin ton ni son a nuestros rivales.

Rey de la Colina nos arenga a ubicarnos en una zona del escenario durante el mayor tiempo posible, ofreciendo unas cotas de diversión pronunciadas. Puede que en ocasiones la acción sea tan embrollada que cueste encontrar incluso a nuestro personaje o, directamente, discernir qué ocurre en pantalla, pero esta es una parte de la gracia. Cuesta no reírse cuando hay tantos personajes dándose de leches mientras esquivan una muerte segura que siempre y en todo momento llega acompañada de mucho color.
Runbow análisis

Aunque es posible gozar de múltiples modos de juego individuales, la gracia de esta obra es su inusual modo multijugador.

Una de las grandes fortalezas de Runbow es que el juego para videoconsolas se siente, en determinada medida, como un party game. A solas te lo pasas bien, pues es desafiante, pero es cuando te juntas con amigos, ya sea por medio de Internet o bien en un mismo equipo, que de verdad gozas de su acción frenética. ¡No siempre y en todo momento con el fin de pelear! También hay un cooperativo para hacer en frente de modos de juego muy especiales como Aventura, que consta de más de 140 niveles que os probarán de mil y una formas diferentes. Al final siempre es correr, saltar y vigilar el color que predomina en pantalla; mas sorprende de qué forma con esta premisa tan aparentemente sencilla, el juego de 13AM Games logra sorprenderte con retos poco a poco más absurdos.

Runbow PC

Consigue sorprenderte con retos cada vez más disparatados

Huye de trampas mortales, pelea contra contrincantes, sortea abismos imposibles, corre a toda prisa… ¡es un no parar! Además, con un marcado estilo arcade, el juego tiene muy en cuenta la velocidad con la que superamos los retos, premiándonos con diferentes contenidos adicionales como ilustraciones o bien nuevos personajes que habitualmente proceden de otros juegos indie como Shovel Knight o Shantae entre otros muchos.

Runbow

Si conseguimos las medallas suficientes a lo largo del modo de juego primordial iremos desbloqueando material extra y nuevos personajes conocidos.

Si estos desafíos no os parecen suficientes asimismo tenéis acceso al desafiante modo Bowhemoth, que lleva la acción de Runbow a un nivel solo apto para los más experimentados. ¡Es bastante difícil como pocos! Retos plataformeros con el estilo de la vieja escuela. Además de esto, como contenido auxiliar aparte, se ha creado una nueva aventura espacial con un montón de niveles con temática de ciencia ficción y más diseños con los que personalizar a los protagonistas del juego. Habría estado excelente que se incluyera junto al título principal, mas teniendo en cuenta que este ya va bien servido de contenidos, tampoco es nada grave.

Con un estilo gráfico de lo más particular donde resaltan los colores chillones sobre objetos simples y texturas lisas, este es un título que evidentemente no llama la atención en lo gráfico, mas que en cierto modo, con ese aire minimalista, termina por agradar. En lo sonoro, aunque las melodías no están nada mal; son animadas y cañeras, se echa en falta algo más de pluralidad. Lo mismo ocurre con los efectos de sonido que son, a veces, demasiado simplones. Al final, sin embargo, lo que quedan son las risas, y estas, ciertamente, camuflan con su estruendo cualquier fallo a este respecto.

Comentarios