John Carmack muy contra la sentencia judicial contra Oculus

16
John Carmack y Mark Zuckerberg

John Carmack y Mark Zuckerberg

En los últimos días colea el asunto entre Oculus y Bethesda Softworks, que ha zanjado su primer episodio con los tribunales decretando que el fabricante de realidad virtual debe pagar quinientos millones de dólares a la segunda. Ahora John Carmack, uno de los primordiales protagonistas de toda esta historia al haber pasado de una a otra compañía y haberse llevado consigo secretos empresariales, ha hablado sobre ello.

“Estoy en desacuerdo con las omisiones selectivas, las equivocaciones y las caracterizaciones que se han llevado a cabo a lo largo del progreso”, declaró el creativo, otrora de id Software, en un mensaje de Facebook. “Nunca he tratado de esconder o bien de borrar prueba alguna, y mis datos se han tenido en cuenta, al revés de lo que ciertas historias que circulan por ahí parecen sugerir”.

“Sencillamente mucho de lo que se ha dicho no es cierto. Los autores de Oculus nunca tuvieron acceso al código de realidad virtual C++ de id Software, solo un poco de código de la demo. Estaba de verdad interesado en escuchar de qué manera los expertos de pago tejerían una red de código entre bases de datos que no tienen relación alguna entre ellas”, comentó Carmack sobre uno de los especialistas consultados durante el juicio que aseguró que se había copiado código. “Durante su testimonio tuve ganas de levantarme y decir `señor, como hombre de ciencia que soy le desafío a proteger la eficacia de sus métodos con datos´”.

El artículo de Carmack es realmente interesante, pues establece simpáticos y muy gráficos paralelismos entre historias de literatura o bien cine para justificar la “copia no-textual” de la que se acusa a su trabajo. “Todo ha sido de lo más absurdo”, ha asegurado. “Si se hubiera hecho público el ejemplo de código empleado para demandarnos internet entera se hubiese burlado de ese análisis”.

Comentarios