Detention – Análisis / PC

188

Almas en pena sedientas de sangre, un país sometido a una terrible ley marcial, y dos jóvenes atrapados en la escuela a lo largo de un tifón. Con estos ingredientes, Detention construye un relato de enorme calidad que le vale para convertirse en de las mejores aventuras recientes de terror sicológico. Su ambientación, el diseño de los rompecabezas y su apuesta por el sigilo hacen de él un juego genial. Análisis Detention.

Perturbador. Tétrico y perturbador. No se me ocurre mejor manera de acotar Detention, una aventura de terror psicológico que en la línea del recordable Silent Hill, logra traspasar las barreras del temor superficial para ir a donde “más duele”, directo a tu cabeza, no ya tanto por su lúgubre ambientación, inquietante banda sonora o los horribles espíritus que te atormentan de principio a fin, que como es natural, sino más bien, por la historia que narra; por ese desolador viaje a los infiernos en el que te embarca. Hay mucho más tras este juego de lo que aparenta a simple vista; es algo más que un simple imitador del tradicional de Konami pero en 2D, y eso es algo que valoro mucho.

Las similitudes están ahí, absolutamente nadie las oculta, pero el juego de Red Candle Games posee voz propia, tiene identidad, y sabe en todo instante cómo sorprenderte. Semeja patraña. Después de tantos años haciendo frente a la muerte… ¡y aquí estoy!, otra vez, echando la vista atrás no vaya a hallarme con algo espantoso a mis espaldas. Pero ojo. Con esto no deseo decir que Detention sea una aventura de pegar saltos en la silla y gritar como locos; no van por ahí los tiros. Su terror, aun cuando es visceral y muy gráfico, te afecta de otra manera; te intranquiliza el ánima, te asusta más por lo que cuenta que con lo que ves, por lo que intuyes más que por lo que realmente sabes, y al final, crea tal halo de misterio a su alrededor, es tan retorcidamente siniestro en lo argumental, que es difícil resistirse; ¡te atrapa sin antídoto! Y no sin razón. Esta es una aventura de terror de las buenas, de las que dejan impronta, y lo consigue además con determinada originalidad, consiguiendo incluso que te cuestiones si lo que ves en pantalla es real, o bien quizás, una alucinación provocada por el estrés al que están sometidos los protagonistas.

Qué ilusorias pueden ser en ocasiones las primeras impresiones. Lo ves y piensas irremediablemente en Silent Hill. “Otro imitador más”, te afirmas a ti mismo; “esto ya lo he visto”, prosigues repitiéndote una y otra vez… hasta el momento en que caes en la cuenta de que no, de que este es un juego para videoconsolas algo distinto, con otro estilo, más pausado, más sesudo; más cercano a una

aventura gráfica tradicional

, de las del point & click, que a un survival horror de los de siempre. Lo que no significa que vayáis a escapar con facilidad de la negra parca; la muerte es una amenaza real, los espíritus están ahí, sedientos de sangre, siempre en busca de almas que segar. Conque toca escapar de ellos, a través de el

sigilo

, mas de una manera bastante original. No debéis ocultaros, ni correr como locos; al contrario, lo suyo es hacerse pasar por un muerto; caminar entre ellos,

sin respirar

, para que no noten vuestra presencia. ¡Y es una cosa que me chifla!

Detention análisis

En algunos momentos la acción se vuelve surrealista, con cierto aire onírico, haciéndote dudar de si lo que ves es real o no lo es.

No sé por qué, pero siempre y en toda circunstancia me ha afectado mucho el terror oriental; es del que me deja con un mal cuerpo terrible, del que cuando llego a casa, me lleva a encender todas las luces y a mirar bajo de la cama. No exagero; soy de esta manera de temeroso. De ahí que, plantarme frente a un ánima en pena que gime, que llora, que emite ruidos de ultratumba grotescos, horribles, a sabiendas de que no debo moverme, que debo quedarme quieto aguantando la respiración… ¡en ocasiones hasta era quien no respiraba! De esta forma de tensa puede ser en ocasiones la acción de este videojuego que, dependiendo del espíritu que nos aceche, nos obliga a actuar de un modo u otro. No es que haya una gran pluralidad de enemigos, no la hay, y efectivamente echo en falta algo más de profundidad jugable, más retos que aprovechen mejor el sigilo; mas no se puede negar que Detention es una obra de lo más efectista. Con poco logra meter el miedo en el cuerpo, y eso tiene mucho mérito.

Detention PC

Construye un relato emocionante y dramático que se ve muy favorecido por el propio contexto histórico

Gran parte de culpa la tiene su lúgubre ambientación, sí, pero sobre todo, la historia que cuenta. Protagonizado por dos jóvenes estudiantes que han quedado atrapados en una escuela de la Taiwán de 1960, a lo largo de un furioso tifón, Detention edifica un relato emocionante, trágico, que además se ve muy beneficiado por el propio contexto histórico del país, que en aquel momento, vivía sometido a una horrible ley marcial que acabó con la vida de miles y miles de inocentes. De ello saca oro el equipo de Red Candle Games, mostrando con realismo y crueldad cuán obscura puede ser el ánima humana. Hay sorpresas, tensión, diálogos bien escritos y, ¡lo mejor!, puzles que se integran sensacionalmente bien en el propio relato.

Detention
Detention PC

¡No respires! Con lo que más quieres, ¡no lo hagas! Los espíritus van a ir a por ti en cuanto aprecien que tienes vida. Y si lo hacen… ¡corre y no mires atrás!

Te moverás de un lado para otro en pos de pistas, accionando mecanismos, reparando objetos o utilizando llaves… mas lo vas a hacer sintiendo que todo tiene una lógica, si bien tu misión sea dar con unas varillas de incienso para rendir tributo a un dios. Detention entrelaza la realidad con el misticismo y religión de forma refulgente, y eso se deja notar en sus rompecabezas. Los hay además de esto increíblemente originales, surrealistas, mas siempre y en todo momento con una lógica que os va a llevar a dar con las respuestas de forma intuitiva. Cariño además de esto lo bien que se administra la exploración de los escenarios. Es posible que a veces no sepas muy bien qué hacer, a dónde ir, pero en cuestión de segundos, en cuanto des con una pista ¡voilà!, las ideas fluirán con toda naturalidad y enseguida te pondrás en marcha.

He quedado también muy impresionado con la banda sonora de Detention y, sobre todo, sus efectos de sonido. Tiene una fuerza brutal; ha habido instantes que al percibir un gemido, ese extraño lamento gutural tan propio del terror asiático, me he detenido en seco, he quedado paralizado, dudando de si seguir o bien no adelante. Y la música, aunque no es muy variada, logra algo parecido; de alguna forma te lleva a caminar en constante tensión. Lógico por otra parte. Basta echar un vistazo a las imágenes que acompañan a este análisis para revisar lo lúgubre y deprimente que pueden resultar ciertos escenarios por los que avanzaremos. Están diseñados además con un gusto exquisito, con suma atención al detalle.

Detention

Todo son detalles. Pequeñas referencias, instantes singulares, situaciones de tensión máxima… mas son todos estos detalles los que transforman a Detention en un videojuego tan resaltable. La pena es que el tramo final de la aventura, que vamos a poder llenar en torno a las cinco horas, se vuelca por completo en la narrativa, es más lineal, y el relato incomprensiblemente pierde algo de fuerza. Además de esto, si bien la historia es simple de proseguir, se echa en falta la traducción al español.

Comentarios