Call of Duty: Modern Warfare Remastered – Análisis

396

El juego que revolucionó el shooter moderno hace prácticamente diez años vuelve con de las mejores remasterizaciones que hemos podido probar hasta la data. Una tarea de Raven que respeta y encumbra la obra original con un trabajo que va más allá del modernizado gráfico. Análisis de CoD 4: Modern Warfare – Remastered.

Incluso aunque la palabra Remastered esté en el propio título del juego, es entendible que bastante gente llegue aun a hablar de Remake. No lo es, pues no se parte completamente desde cero y sí se respeta todo el trabajo original incluso aunque ciertas cosas se hayan quedado trasnochadas. Pero el trabajo de Raven con este Call of Duty 4: Modern Warfare – Remastered ha sido exhaustivo, hasta el punto de remodelar personajes, crear nuevas texturas, crear un nuevo sistema de iluminación y volcarlo todo a un nuevo motor que haga al clásico relucir como nunca.

Lo notas donde antes no prestaste atención. Por el hecho de que todo el mundo conoce la conocida misión de Chernobyl, la del carguero o la explosión nuclear, mas cuando vuelves al Cáucaso, por ejemplo, descubres la complejidad de un nivel en su extensa extensión y su paisaje de fondo que ahora brilla con luz propia. Y entre todo el trabajo de Raven, es la luz la que merece una mención especial: el trabajo del nuevo sistema lumínico hace que esa fotografía hiperrealista de 2007 se mantenga en los tiempos que corren, y tanto los momentos vitales con el atardecer de frente como las noches más oscuras tienen mucho poder, tanto que puedes llegar a sorprenderte de que esto sea una remasterización.

No todo ha sido continuar el mismo ritmo marcado por la batuta de aquella otra Infinity Ward. Puedes llegar a apreciar determinados cambios si has llegado a interiorizar tanto la campaña como el multijugador. En el modo perfecto para un jugador, Raven se ha tolerado libertades en el momento de tratar las animaciones de ciertos soldados, así como de mudar algunas perspectivas y ángulos para lograr un efecto más trágico. Pero que absolutamente nadie se equivoque: este es exactamente el mismo juego que disfrutaste en su instante, ahora visto con una calidad de imagen que cumple el estándar, pero con el mismo estilo de campaña de entonces. Regresar a recorrer la historia de “Soap” MacTavish, el Capitán Price o la visita al infierno nuclear del Sargento Jackson, de hecho, nos vuelve a llamar poderosamente la atención, pues algo hay en esta campaña, más allá de la añoranza, que prosigue manteniéndose vivo y mejor efectuado que posteriores entregas.

Pero asimismo hay mucho de esa nostalgia, lógicamente. El multijugador es mejor prueba de ello, donde se han respetado muchos de los elementos que hicieron a Call of Duty cuatro ser un tradicional, sin convertirlo en la evolución que acarrea el correr del tiempo y el  refinamiento de una fórmula. Para los que en su momento jugaran y recordaran la experiencia original, no hay otra manera de hacerlo. Pero para aquellos que quieran descubrir hoy día lo que supuso

Modern Warfare sin haberlo probado ya antes, tienen que estar listos para el golpe de efecto. Nada de dobles armas, ni movimientos acelerados, ni accesorios de última generación, ni deslizarse por el suelo o bien paredes. La fluidez de los shooters actuales no existe acá, transformándolo en una experiencia donde tu mayor habilidad es la puntería y la busca adecuada de coberturas y mejores zonas del mapa.

CoD Modern Warfare Remastered análisis

El multijugador recobra todo lo que hizo historia, incluso en sus puntos más controvertidos. Es difícil tocar demasiado, puesto que cualquier cambio altera la obra.

Hay ciertos cambios menores, algunos incluyen modificaciones en el escenario, sonido de ciertas armas para acercarlas más a las reales, el HUD o incluso las voces que daban pie al comienzo de la partida. Aun se ha añadido un modo de juego siguiente, Baja Confirmada, que es capaz de amoldarse correctamente a los mapas del juego. Pero en lo relativo a la jugabilidad, se ha apostado por dejarla tal como fue, como una pieza de museo que no precisa retoques en la restauración. Hasta se ha mantenido el famoso quick scope, que te permite aprovechar el apuntado automático con rifles de francotirador. Todo está en su sitio, el aluvión de granadas que se da sitio en muchos de los mapas, la claymore y el puesto de campero en Matojos, que pueden llegar a verse como señas de identidad del juego. No obstante, también están las M16, las ventajas como Gigante o bien Última Batalla que en su instante estaban realmente descompensadas y que no habiendo sido niveladas, lo prosiguen estando en esta remasterización.

CoD Modern Warfare Remastered PC

Se ha apostado por dejar la jugabilidad como fue, como una pieza de museo que no precisa retoques

Y ahí está el enorme discute y la razón por la cual este juego es una Remasterización y no un Remake. El primero respeta la obra original tal como fue concebida, mejorando y puliendo aspectos en su mayor parte visuales para poder reproducirse apropiadamente en los formatos actuales. El Remake podría considerar si algunas de las ventajas mentadas necesitan ser nerfeadas o añadir otras que pudieran hacer de contrapunto. El trabajo de Raven ha sido, simplemente, el de representar el esplendor de una época y llevarlo tal cual al presente.

CoD Modern Warfare Remastered

CoD Modern Warfare Remastered PC

La campaña sorprende por su empaque. Aun habiendo superado el impacto que supuso en su instante, sostiene el tipo y también interés hoy en día.

No es el único punto controvertido. La resolución de no vender el juego por separado y adquirirse de manera expresa mediante la edición limitada de Call of Duty: Infinite Warfare compromete la adquisición por separado (si bien no vacilamos que en un futuro aproximadamente próximo llegue a salir independientemente). Además, no todos los mapas han llegado por el momento; de los 16 originales tenemos diez disponibles, al tiempo que se trabaja en los seis restantes que saldrán antes que concluya el año de forma gratuita. Eso sí, se echa de menos el Variety Paquete, que contenía 4 nuevos mapas y de los que no se sabe de momento qué ocurrirá con ellos.

Tanto la versión de PS4 como de Xbox One son muy afines, al tiempo que en PS4 Pro se incorporan algunas mejoras que lo amoldan de la misma forma que Infinite Warfare a la resolución de 4K mediante renderizado y que hace lucir algunos mapas mejor todavía merced al HDR. El desempeño en la campaña es asimismo sutilmente más estable. En cuanto a la versión de computador, no se han registrado problemas. El juego marcha de forma fluido y es altamente escalable en distintas configuraciones.

CoD 4: Modern Warfare Remastered es probablemente una de las mejores remasterizaciones que nos hemos encontrado hasta la fecha. Raven se ha implicado respetando tanto la obra en todo momento ,que podríamos charlar de la creación de un nuevo estándar en estos trabajos de adaptación de obras tradicionales. Lejos quedan los simples filtros y ajustes a 1080p cuando se trabajan tanto las texturas, modelos y animaciones como ha sido el caso.

Comentarios